jueves, 27 de junio de 2013

El vuelo de una golondrina

Te sientes muy cansado. Notas como tus párpados se cierran suavemente. Te dejas llevar al mundo de los sueños poco a poco. Pasados unos segundos abres los ojos. Estás sentado en medio de una verde pradera. En el cielo las nubes parecen bailar al son de una música inaudible mientras el sol las observa brillando desde lo alto. Oyes el gorjeo de las golondrinas que juegan en el aire. Una de las golondrinas al verte, baja y comienza a volar a tu alrededor. De pronto se posa sobre la hierba delante de ti y te mira atentamente. Os miráis a los ojos durante unos instantes y tienes la impresión de que la golondrina te quiere decir algo. La golondrina emprende el vuelo y te vuelve a rodear juguetona, después vuela hacia un estrecho sendero que sube. La sigues con curiosidad y comienzas a subir una colina. Llegas al final del camino exhausto, tomas aire y levantas la vista. Quedas maravillado por la belleza del paisaje que te rodea. Descubres que estás en lo alto de una montaña. A tu derecha hay un gran valle por el que discurre un largo río de aguas azules y cristalinas. A tu izquierda se eleva una montaña con una forma que no habías visto nunca antes. Parece los dedos de una mano que señalan al cielo. Al frente todo son campos y pequeños bosques hasta donde te alcanza la vista. Estas absorto por el paisaje que parece irreal. Respiras hondo y cierras los ojos. Sientes como la paz y la tranquilidad fluye a tu alrededor. Cuando vuelves a abrir los ojos la golondrina se encuentra junto a tus pies. Te mira detenidamente mientras se aproxima poco a poco al borde. De pronto salta al vacío. Te acercas al borde con precaución y ves como la golondrina baja en picado hacia el suelo. Cuando parece que va a llegar al suelo, con sus alas emprende el vuelo y comienza a subir. Al llegar a tu altura comienza a planear en la suave brisa mientras te llama. Sientes una fuerza sobrenatural que te incita a saltar. Andas un par de pasos hacia atrás. Empiezas a correr y cuando llegas al borde cierras los ojos y saltas. Notas el zumbido del viento alrededor de todo tu cuerpo. Abres los ojos y asustado ves como caes al vacío. La golondrina baja en picado para ponerse a tu lado. Te quedan unos metros para llegar al suelo, pero ya no tienes miedo porque la golondrina te acompaña. Ella cuida de ti. Te sientes libre y en paz mientras oyes a la golondrina decir tu nombre. Cuando te aproximas al suelo cierras los ojos y extiendes todo tu cuerpo esperando el impacto. No sientes nada. Vuelves a abrir los ojos extrañado. Estás volando. Te sientes muy ligero y comienzas a hacer espirales en el aire. Mueves tus brazos y te elevas en el aire todo lo rápido que puedes. Cuando estas en lo alto sobrevuelas todo el paisaje que antes veías. Rodeas la montaña con forma de dedos. Llegas hasta las nubes, que acarician tus extremidades. Bajas en picado hacia los campos, cierras los ojos y extiendes una mano hacia el suelo. Notas como el trigo se resbala entre tus dedos haciéndote cosquillas. Te metes en medio de un pequeño bosque y jugueteas entre los troncos de los árboles. Oyes el correr del río. Te diriges rápidamente hacia el valle y sigues el cauce del río mientras te vas acercando hacia las aguas. Miras hacia la corriente y en el reflejo ves a la golondrina. Levantas la cabeza esperando encontrarla pero no está. Bajas la cabeza y ves a la golondrina reflejada mientras oyes como te llama desde las profundidades. Estiras tus brazos hacia delante y cierras los ojos. Te introduces en las frías aguas y oyes gritar a la golondrina tu nombre mucho más fuerte que antes. Cuando vuelves a abrir los ojos estás rodeado de cinco personas que te observan y gritan de júbilo. Son médicos, estás en un hospital. Llevabas cinco años en coma y gracias a la golondrina has vuelto a nacer.


domingo, 10 de febrero de 2013

Imagina tu vida dentro…


Así empiezan todos los planes. Imaginando lo que deseamos que ocurra en un futuro. ¿Mi plan? Viajar, hacer miles de fotos, ver un corazón palpitando dentro de un cuerpo vivo, leer miles de libros, salvar vidas… y así hasta llenar una lista infinita. Que algo ocurrirá no lo sé, que se cumpla todo improbable pero posible. Aunque lo que cuenta es el presente mi mente prefiere pensar en el futuro que parece mucho más interesante. Pero para conseguirlo tengo que vivir el AHORA y no el MAÑANA.


jueves, 17 de enero de 2013

Robó su corazón


Jaime se despertó más tarde que de costumbre. Al levantarse se tropezó con un cojín y se cayó al suelo. Pensó que no sería un buen día si empezaba así. Abrió la ventana y bajó a la cocina a por un café. Con el café en la mano salió al balcón. La brisa le despeinaba y el sol le calentaba mientras el aroma del café se extendía. Se apoyó en la barandilla y observó el lago. Había una chica sentada en la orilla. Se quedó un rato observando como hacía fotos con su cámara al lago. De pronto la chica se giró y sorprendió a Jaime mirándola. Jaime se asustó y se le cayó el café por encima. Cogió un trapo y lo recogió. Cuando volvió a mirar al lago la muchacha ya no estaba.Jaime hizo todas sus tareas diarias, pero no conseguía quitarse a la chica de la cabeza. Así que decidió salir a pasear con Rocky, su perro, para despejarse un poco. Como cada día, se fue a comer al bar del pueblo y charló un poco con sus vecinos. Al volver a su casa se asomó otra vez al balcón y observó los alrededores del lago en busca de la muchacha de esa mañana. Pero no estaba, así que pensó que nunca la volvería a ver. Se quedó un rato reflexionando sobre la muchacha. Nunca antes se había sentido así y no entendía esa necesidad que sentía de volverla a ver.De pronto, empezó a llenarse el cielo de nubes, estaba claro que iba a caer una tormenta fuerte esa tarde. Cerró el balcón y se sentó en el sofá a ver la tele con Rocky echado en su regazo. Después de unos minutos empezó la tormenta y Rocky se volvió loco. Nunca se había comportado de esa manera, así que Jaime apagó la tele y metió a Rocky en su habitación para que se tranquilizase. Se fue al baño puso la música a todo volumen y se metió en la ducha.  Alguien estaba llamando a su puerta pero él no lo oía. De pronto apareció Rocky en el cuarto de baño y tiró de la toalla de Jaime. Lo arrastró hasta la puerta de entrada y empezó a ladrar como loco.Jaime abrió la puerta y se quedó helado de la sorpresa. Había una muchacha sentada en las escaleras. Estaba empapada pero parecía no importarle. Al ver la luz la chica se giró y Jaime pudo verle el rostro. Era la chica del lago, la que no había podido sacarse de la cabeza en todo el día. La chica se levantó, le saludó y comenzó a hablarle atropelladamente. Jaime no se enteraba de nada, se había quedado ensimismado. No podía creerse que fuera ella. Al parecer la tormenta la había pillado cuando estaba en el lago y necesitaba un sitio donde dormir. Jaime no podía creérselo. Estaba seguro de que era un sueño. La invitó a entrar, la chica se quedó mirándole divertida. Jaime se dio cuenta de que sólo llevaba puesta una toalla, se ruborizó y subió corriendo a vestirse. Al cabo de unos minutos bajó con un par de toallas y algunas prendas que le ofreció a la chica. La chica lo cogió todo y se dirigió al cuarto de baño. Jaime se sentó en el sofá y comenzó a acariciar a Rocky. La chica apareció en el salón, le dio las gracias y se sentó a su lado en el sofá. Hubo unos minutos de silencio y después los dos comenzaron a hablar sin parar. Después de horas hablando a los dos les entró hambre y se fueron a la cocina a cenar. Mientras cenaban Jaime se quedó mirándola y se dio cuenta de que nunca había conocido a nadie como ella. Al terminar de cenar se quedaron un rato hablando, pero enseguida les entró sueño. Jaime subió a prepararle una habitación a su invitada. La chica subió, le sonrió y le plantó un beso en la mejilla. Jaime se ruborizó, se despidió de ella y se fue a su cuarto. Se quedó horas despierto mirando al techo. Pensando en esa chica que había entrado como un huracán en su vida y lo había puesto todo patas arriba. Sin duda no podía dejar que se fuera. Justo antes de que se le cerrasen los ojos se dio cuenta de que ese había sido el mejor día de su vida. Cuando se despertó al día siguiente, se levantó de golpe y se dirigió al otro cuarto. Le extrañó que la puerta estuviera abierta. Entró y se encontró: la ventana abierta de par en par, la cama hecha, la ropa que le había dejado a la chica plegada y un sobre con su nombre. Cuando lo abrió vio una foto de él en el balcón con su taza de café en la mano. En el reverso de la foto ponía gracias. De pronto Jaime salió corriendo en dirección al lago en busca de la chica. No estaba allí, se había ido. Se sentó en una roca a la orilla del lago y se quedó mirando el lago. Y allí continúa en espera de la chica que robó su corazón.

lunes, 10 de septiembre de 2012

El inicio


HER FACE IS A MAP OF THE WORLD
IS A MAP OF THE WORLD
YOU CAN SEE SHE´S A BEAUTIFUL GIRL
SHE´S A BEAUTIFUL GIRL
AND EVERYTHING AROUND HER IS A SILVER POOL OF LIGHT
THE PEOPLE WHO SURROUND HER FEEL THE BENEFIT OF IT
IT MAKES YOU CALM
SHE HOLDS YOU CAPTIVATED IN HER PALM

SUDDENLY I SEE
THIS IS WHAT I WANNA BE
SUDDENLY I SEE
WHY THE HELL IT MEANS SO MUCH TO ME

I FEEL LIKE WALKING THE WORLD
LIKE WALKING THE WORLD
YOU CAN HEAR SHE´S A BEAUTIFUL GIRL
Letras4U.com » letras traducidas al español
SHE´S A BEAUTIFUL GIRL
SHE FILLS UP EVERY CORNER LIKE SHE´S BORN IN BLACK AND WHITE
MAKES YOU FEEL WARMER WHEN YOU´RE TRYING TO REMEMBER
WHAT YOU HEARD
SHE LIKES TO LEAVE YOU HANGING ON A WIRE

SUDDENLY I SEE

AND SHE´S TALLER THAN MOST
AND SHE´S LOOKING AT ME
I CAN SEE HER EYES LOOKING FROM A PAGE IN A MAGAZINE
OH SHE MAKES ME FEEL LIKE I COULD BE A TOWER
A BIG STRONG TOWER
SHE GOT THE POWER TO BE
THE POWER TO GIVE
THE POWER TO SEE

SUDDENLY I SEE